mayo 19, 2006

Cereza roja sobre losas blancas: poesía


Maram al-Masri
Cereza roja sobre losas blancas (ed. bilingüe), Murcia, Lancelot, 2002
Te miro (ed. bilingüe), Murcia, Lancelot, 2005

(Ambos libros coeditados por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de la Región de Murcia y la Consejería de Educación y Cultura de Murcia)


Nacida en Lataquia (Siria) y formada en Damasco, Maram al-Masri (1962) lee sus cerezas en un árabe susurrante, pero del todo inteligible desde el corazón, en donde los sonidos traducen(antes de que lo haga el intérprete) el exacto significado de cada palabra.

Habría, por tanto, que procurar que alguien nos leyera estos poemas en voz alta antes de leerlos en privado. Su sentido primordial está en la voz, casi en el canto, del todo en el canturreo salmódico que una mujer tras otra, durante siglos, en todos los lugares, ha entonado veladamente. Cada poema es una gota brevísima y compleja, con la apariencia sencilla de las gotas de sangre, y con el contenido también sanguíneo de millones de células convocadas en rojo. La experiencia universal destilada.

Sólo desde la comprensión sensitiva de una jarcha, de un tanka, es posible la imposible tarea de determinar aquí la estilística. Y ni aún así. ¿Cómo es posible?, nos preguntamos al oír cada poema.

Quizás haya algún secreto vinculado a lo moral. Tal y como nos obliga el día a día, la moral tiene un tiempo, un hábito doloroso y un color pajizo y triste. Tal y como sospechamos con cierta clandestinidad, la moral es un vestido sin diseño previo, adaptable a cada cuerpo, y básicamente tejido de decencia y de respeto a uno mismo.

*
Soy la ladrona de los caramelos,
ante tu tienda
mis dedos se quedaron pegados,
y no conseguí
llevarme ninguno a
la boca.
*
Qué estupidez
al mínimo roce,
mi corazón se abre.
*
Golpes en la puerta.
¿Quién es?
Escondo el polvo de mi soledad
bajo la alfombra,
compongo mi sonrisa,
y abro.
*
Entran en nuestra vida
como arroyuelos;
y de repente
nos ahogamos en ellos,
y ya no sabemos
quién nos dio
el agua o la sal,
ni quién
dejó en nosotros
esta amargura.
*
Ella me abre
sus amplias puertas.
Me llama
y me empuja a abalanzarme,
libre,
hacia su espacio,
y como un pájaro
ante la puerta abierta de su jaula
no me atrevo.
*
Arden en llamas los árboles
al tocarlos
con mis dedos.
*
La anudo
entre la mandíbula y el paladar
con un pañuelo blanco
que aprieto en mi nuca,
como a los muertos
como a los prisioneros
para que, la palabra,
no estalle.
*
Esperaré
a que duerman los niños,
para dejar
que el cadáver
de mi fracaso
flote en la superficie.
*
Como me pediste
lavé los platos
fregué el suelo
limpié los cristales
planché las camisas
y leí a Dostoievski.

El malicioso tiempo que
normalmente vuela estando contigo
tic tac
tic tac
comenzó a caminar
*
Mi alegría y yo
esperamos
el aleteo de tus pasos.
*
Maté a mi padre
aquella noche
o aquel día
ya no lo sé,
huyendo con una sola maleta
que llené de sueños sin memoria,
y una fotografía
mía con él
de cuando era pequeña
y me llevaba en brazos.

Enterré a mi padre
en una hermosa caracola
en un profundo océano,
pero me encontró
escondida bajo la cama
temblando de miedo
y de soledad.
*

9 Comments:

Anonymous Ana said...

Vaya! he llegado a esta bitácora de casualidad,¡qué interesante! Se me ha puesto la carne de gallina leyendo estos poemas. Ya mismo voy a por el libro, gracias por recomendarlo.

20/5/06 3:24 p. m.  
Anonymous Manuel Harazem said...

Bienvenida al mundo de las bitácoras. Con mucha fuerza te veo y con muchas, muchas cosas interesantes en tu escaparate. Te navegaré ahora que ando también enfrascado en algunos temas que me han asaltado, de nuevo, recientemente: principalmente las teorías de Gerhard Steingress sobre el flamenco y la música andalusí, de la mano de Manuela Cortés García en la teoría y de Omar Metioui en la práctica tras un recientísimo viaje a Marruecos. Un feliz azar me hizo encontrar en la medina de Tánger una casa donde se ha instalado un precioso proyecto: Confluences Musicales. Allí me encontré con Carlos Paniagua que ha trasladado a ella su taller de luthier, su mujer Begoña Olavide y un grupo de músicos liderado por el propio Metioui que ensayan allí cada noche.

No me ha dado mucho tiempo a hurgar en tus páginas, pero me gusta cómo separas el polvo de la paja.

Ando buscando entre mis amistades una voz femenina árabe que me lea algunos poemas de la Masri. No es fácil, pero cuando lo consiga lo colgaré en mi página.

Un saludo.

Manuel

24/5/06 2:34 a. m.  
Blogger María Jesús Ruiz said...

Muchas gracias por tu visita, Manuel. Tu blog me ha parecido muy interesante y lo voy navegando poco a poco. Quizás en uno de los enlaces de mi blog principal, Asonante ("Disquisiciones galanas") puedas encontrar encontrar también cosas de tu interés. Un saludo.

25/5/06 3:40 p. m.  
Blogger PIlar M Clares said...

Magnífica esta poeta. En varias ocasiones la he oído y visto en Murcia. Conozco muy bien "Cerezas rojas sobre losas blancas". Reconzco en él muchos temas folclóricos, a los que se le añade una visión contemporánea. Aún así, el lujo siempre ha sido oírla a ella, porque en el fondo creo que perpetúa demasiado papeles de mujer con los que no me identifico. Quizás es esto una tontería, pero que esté tan viva y sea tan fiel a tradiciones me separa de su visión. Sin embargo sí me siento cerca en ciertos momentos místicos. Algo así como el corazón partío con ella, vamos.
Un saludo, gracias por estas informaciones.

1/12/06 1:43 a. m.  
Blogger María Jesús Ruiz said...

Gracias por su comentario. He visitado su página "La pistola de Larra" y me parece muy interesante, así que la pondré como enlace en este blog.
Con Maram creo que nos pasa a todas lo mismo, eso del corazón partío. Quizás no sea un problema de ella (que asume con valentía su apego a la feminidad "tradicional"), sino nuestro, que aún no hemos aprendido a convivir con nosotras mismas. Un saludo.

1/12/06 11:50 a. m.  
Anonymous elbucaro said...

Preciosos poemas, de los que se pasa la mirada por encima y queda atrapada. Saludos

20/7/07 12:10 a. m.  
Blogger mharía vázquez benarroch said...

extraordinaria poeta...su voz me llega en la lejanía del mar, desde las mismas voces que poblaban los jardines de la alhambra. gracias por tan hermoso rgalo. tu blog es fascinante.

17/9/08 4:08 p. m.  
Blogger Ana Muela Sopeña said...

Extraordinaria poeta. Es bello este modo de decir que conecta con la belleza, la nostalgia, el embrujo.

Te invito a pasar por nuestro blog (lo he abierto con mi colega Rossana Arellano (de Chile).

http://poesiademujeres.blogspot.com

POESÍA DE MUJERES


Es un blog para mostrar poemas de mujeres poetas de todo el mundo.

Espero que sea de tu interés

Abrazos
Ana Muela Sopeña

2/6/11 3:57 p. m.  
Blogger Toni said...

¡Qué grande esta mujer!
Tenemos la oportunidad de verla y compartir con ella una sesión de poesía y vida. Serà el próximo 3 de Noviembre a las 8 de la tarde en la Biblioteca Mercè Rodoreda de Barcelona. Podéis encontarr más información en http://www.llegeixbarcelona.net/

Gracias por el blog

5/10/11 10:55 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home